Cuidados paliativos pediátricos

Otros

Apoyar a alguien que sufre la pérdida de un hijo

La propiedad de este recurso es de Palliative Care Australia. Para más información, visita su página web o bájate este recurso en el idioma original (inglés) aquí.


La muerte de un hijo o de una hija es un momento difícil para todos y es posible que te preocupes por hacer o decir algo incorrecto. Nada puede eliminar el dolor y la tristeza, pero saber que las personas se preocupan puede proporcionar consuelo y apoyo.

Nadie puede anticipar cómo se sentirá o reaccionará una persona después de la muerte de un hijo/a y la muerte puede afectar a padres, hermanos, otros familiares y amigos de diferentes maneras. El duelo puede durar mucho tiempo y para muchas personas puede no terminarse nunca. Los amigos cercanos y la familia son una buena fuente de apoyo.

Manos que se sujetan dándose apoyo
Imagen de freepik.com

Ponerse en contacto

Incluso si no estás seguro de qué decir, es útil comunicarse con la familia. Los gestos simples como un mensaje de texto, un correo electrónico o una tarjeta son algunas formas de demostrar que te importa. Escuchar "He estado pensando en ti" puede ser una fuente de consuelo y fortaleza.

persona entregando una postal de apoyo

Ayudar a mantener las rutinas de los hermanos lo más normal posible también puede ser una excelente manera de mostrar tu apoyo. Ofrecer llevarlos a sus actividades después de la escuela es una manera fácil de ayudar.

La familia a veces necesitará hablar sobre sus experiencias, y otras veces elegirán no hacerlo. Debes estar atento a las señales para saber si quieren hablar, tener una distracción o simplemente quieren una compañía tranquila.

Respetar

Sé respetuoso con la familia, su hogar, su rutina y su necesidad de privacidad. Es una buena idea consultar con la familia antes de visitar. Considera la posibilidad de que no sea un buen día para recibir visitas o que estén demasiado ocupados.

Manos formando la palabra LOVE, amor en inglés

No te desanimes si te piden que no los visites. Cada día es diferente para las familias que sufren. Mantente comprometido con la familia y continúa ofreciendo apoyo.

Algunas cosas que pueden ayudar:

  • Reconocer la muerte y expresar que te importa
  • Ser genuino en tu comunicación y no esconder tus sentimientos
  • Permitir que hablen y expresen sus pensamientos y sentimientos tanto como puedan
  • Estar disponible para escuchar, hacer recados, ayudar con hermanos o lo que sea necesario en el momento
  • Hablar de tus recuerdos de su hijo/a
  • Usar el nombre del niño/a en la conversación
  • Recordar días importantes para el niño/a y la familia (por ejemplo, cumpleaños, día de la madre y del padre)
  • Reconocer que el dolor no tiene límite de tiempo y varía de persona a persona
  • Continuar mostrando apoyo más allá de los primeros meses
  • A veces los padres pueden sentirse desconectados de sus amigos. No olvides incluirlos en las actividades "cotidianas". Esto puede incluir reunirse para tomar un café, salir a caminar o ir al cine.

Algunas cosas que no ayudan:

  • Esperar hasta tener algo perfecto para decir
  • No reconocer la muerte
  • Cambiar de tema cuando la familia menciona a su hijo/a
  • Hacer comentarios que sugieran culpa
  • Decir que sabes cómo se sienten
  • Hacer juicios sobre el progreso de su dolor
  • Decir que no lloren ni muestren emoción
  • Pensar que las buenas noticias anulan el dolor
  • Señalar que tienen otros hijos.
Última modificación
Mar, 12/11/2019 - 12:03
¡Nuevo estudio!

Acceso a la vacunación contra la COVID-19 en personas con enfermedades raras