Atrofia muscular espinal

Neuromuscular

Introducción al sistema muscular

El sistema muscular está formado por un conjunto de tejidos con la capacidad de cambiar de forma.

El sistema nervioso coordina la contracción de los distintos sistemas musculares y sincroniza sus funciones.

Clasificación de los músculos

Los músculos esqueléticos estriados o se unen al esqueleto. Se contraen para crear movimiento en el cuerpo.

Los Los músculos estriados (esqueléticos) se fijan al esqueleto (a los huesos). Se contraen para crear movimiento corporal.

El músculo esquelético está conectado al sistema nervioso somático. El sistema nervioso somático controla el movimiento voluntario de los músculos. Los músculos esqueléticos forman parte del sistema músculo-esquelético. Junto a los tendones y otros tejidos conectivos, se conectan y aseguran la estabilidad de las articulaciones y el esqueleto.

El músculo cardíaco conforma la masa del corazón. El músculo cardíaco es el responsable de las contracciones rítmicas bombean sangre alrededor del cuerpo.

Los músculos lisos están bajo el control del sistema nervioso autónomo o involuntario. Se encuentran en las paredes de los vasos sanguíneos. También existen en estructuras tales como la vejiga, los intestinos y el estómago. Estos músculos consumen menos energía, y por lo general son útiles para mover los fluidos dentro de los tejidos para ayudar a darles forma.

Different types of muscle
Diferentes tipos de músculos: liso, cardíaco y esquelético. Wikimedia

Composición celular

Los músculos esqueléticos o estriados son los responsables de la contracción muscular. Las principales proteínas utilizadas son la actina y la miosina, que conectan las diversas partes de las células musculares.

Cuando estas proteínas reciben energía, se deslizan la una sobre la otra. Esta energía tira de los extremos de cada célula muscular. Los sarcómeros (o unidades de función de la actina y miosina) producen las bandas visibles al microscopio, propias del músculo estriado.

En el momento de la contracción, la cabeza de la miosina libera a la actina. Gracias a esto se puede desplazar hacia adelante y se une a la siguiente unidad de actina. Esto mueve los filamentos de proteína y contrae las fibras musculares.

Las células musculares lisas no contienen estas bandas de proteína. Las fibras de actina y miosina funcionan de manera distinta al músculo esquelético.

Última modificación
Mar, 03/03/2020 - 14:49