WDO_logo
World Duchenne Organization

En búsqueda de los represores de DUX4: ¿cuándo llegará la investigación clínica en distrofia facioscapulohumeral?

FSHD research
¡Nuevo estudio!

Cómo las enfermedades musculares impactan en la educación y las oportunidades de empleo de pacientes y familiares

La distrofia muscular facioescapulohumeral aún no posee un tratamiento seguro y eficiente, pero en la actualidad se están realizando numerosos esfuerzos para impulsar la investigación. En este artículo te contamos los últimos descubrimientos científicos sobre esta enfermedad.

La distrofia muscular facioescapulohumeral (FSHD) es la segunda forma más común de distrofia muscular y afecta a 1 de cada 8.333 personas en todo el mundo. La enfermedad se caracteriza por una debilidad progresiva y asimétrica de los músculos de la cara, la cintura escapular y la parte superior de los brazos, que eventualmente se extiende a los músculos extensores abdominales y de los pies en la mayoría de los casos. El deterioro cognitivo, la pérdida de audición de alta frecuencia y la vasculopatía retiniana también se han descrito principalmente en casos de FSHD con inicio temprano y gravedad clínica notable. La FSHD es causada por la expresión aberrante de la proteína DUX4, que está normalmente silenciada en el músculo esquelético adulto. Aunque los niveles de expresión de DUX4 en las células musculares con FSHD son muy bajos, estos son suficientes para inducir una cascada de eventos celulares dañinos para las células musculares que conducen a los efectos devastadores de la enfermedad. Actualmente, los mecanismos que vinculan un aumento de DUX4 con la degeneración muscular siguen siendo poco conocidos, y aún no hay terapias aprobadas disponibles. En el presente los pacientes con FSHD dependen de atención médica continuada para controlar el dolor y la fatiga, mejorar la función escapular y mantener la movilidad.

Futuras terapias para la FSHD

Debido a que los pacientes con FSHD tienen una gran necesidad de atención médica durante los últimos cinco años Facio-therapies , una compañía farmacéutica enfocada únicamente en FSHD, ha dedicado un enorme esfuerzo en desarrollar modelos de detección in vitro e in vivo para identificar represores de la proteína DUX4 que no perjudiquen los procesos de reparación y regeneración muscular y que funcionen en un sistema de biológica, fenotípica y molecularmente comparable al músculo esquelético con FSHD. Recientemente, Fulcrum Therapeutics descubrió Losmapimod, un compuesto que reduce la expresión de DUX4 en células musculares afectadas.

 

Se realizó un ensayo clínico de fase 1 para evaluar la seguridad, la tolerancia y la farmacocinética (PK) en pacientes con FSHD y voluntarios sanos después de la administración oral de dos dosis. Ambos grupos mostraron tolerancia, seguridad y PK similares. Los ensayos clínicos de fase 2 están actualmente en curso.

Aún deben resolverse varias cuestiones antes de pasar de estos compuestos que reprimen DUX4 a terapias eficaces para la FSHD, como la validación de sus efectos inhibitorios y la modificación de sus propiedades químicas para lograr que sean completamente eficientes y la identificación de biomarcadores para controlar la progresión de la enfermedad y evaluar la respuesta terapéutica. Aunque el camino desde el laboratorio hasta la cama del paciente parece desafiante, los hallazgos recientes brindan esperanza a la comunidad de pacientes de FSHD y motivación para los investigadores para una realizar una investigación y desarrollo rigurosos.

Proyecto de Share4Rare para la FSHD

Share4Rare lanzó hace unos meses un estudio centrado en analizar el impacto en la educación y las oportunidades laborales en personas afectadas por varias enfermedades neuromusculares raras, incluida la distrofia muscular facioescapulohumeral. Puedes acceder al proyecto aquí.

Enfermedades relacionadas
Distrofia fascioescapulohumeral
Temas
Neuromuscular
Investigación
Share4Rare